El Servicio Cristiano

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Servicio Cristiano

Mensaje por Administrator el Dom Feb 03, 2008 12:59 pm

El Servicio Cristiano
Tomado de El Maestro. Edi. Vida
2 Corintios 4:14-18; 5:1-21

Introducción
El servicio cristiano puede exigir un precio muy alto. Pablo lo sabía demasiado bien. En 2 Corintios 1:8-11 y 11:16-33, delineó algunas de las dificultades físicas y emocionales que enfrentaba. A pesar de toda la oposición y el desánimo del mundo y hasta de los creyentes, nada impediría que Pablo sirviera al Señor. Había aprendido a través de severas pruebas la grandeza del consuelo de Dios. Los cristianos de hoy en día son llamados a tener ese mismo nivel de dedicación demostrado por Pablo. Dios continúa confiándole a su pueblo la responsabilidad de llevar el evangelio a los perdidos y vivir como testimonios de la reconciliación que El le ofrece a la humanidad pecadora.

I. El servicio al Señor (2 Corintios 5:1-10)

A. Después de los conflictos

Mientras sufría la oposición. Pablo mantenía la mirada espiritual enfocada a la recompensa que les espera a los siervos de Dios después de esta vida. Comparó su cuerpo con una tienda de campaña y el cuerpo resucitado con una casa. La tienda o tolda es una habitación temporal. Se puede desarmar y mover de un lugar a otro y sirve para los que no están establecidos, pero una casa constituye una residencia permanente. La casa que Pablo anhelaba no es hecha por manos humanas sino espiritual y eterna; allí no hay dolor, enfermedad ni muerte.

Pregunta: ¿Cómo describe 2 Corintios 5:2 la actitud de Pablo de una futura recompensa?

La naturaleza humana de Pablo anhelaba mucho el día cuando su tabernáculo corporal se deshiciera y pudiera abandonarlo para habitar en su hogar eterno en el cielo. Describió esa sensación como "gemidos" (5:2).

Pablo además imaginaba el cuerpo resucitado como una nueva vestimenta que se pondría cuando abandonara el cuerpo físico. En el cielo no sería un espíritu sin forma sino que usaría la vestimenta de un cuerpo inmortal. Lo mortal seria absorbido por lo inmortal. Este era el propósito de Dios para Pablo cuando lo hizo, y como garantía, Dios le había dado el Espíritu Santo. Pablo vio en la presencia del Espíritu Santo en su vida las "arras" que le aseguraban el cuerpo glorificado que recibiría (5:5).

B. Responsables ante Dios

Pablo sabía que mientras viviera en este mundo, estaría ausente del Señor. Si Pablo hubiera podido elegir en el tiempo que escribía a los corintios, hubiera dejado el cuerpo físico para poder estar con el Señor. Sin embargo, hasta que ese día llegara, seguiría ocupado en la misión dada por Dios. Lo que más importaba no era si todavía estaba en la tierra o disfrutando del cielo, sino si su trabajo era aceptable al Señor.

Pregunta: ¿Qué se examinará cuando los cristianos estén ante el tribunal de Cristo?

Saber que tendría que dar cuenta a Dios motivaba a Pablo continuamente. No trabajaba para ganar la aprobación de los hombres, sino la de Dios. La crítica de los miembros de la iglesia y la opresión de la sociedad impía no importaban mientras su corazón permaneciera puro delante de Dios. Como el versículo 10 indica. Pablo tenia puestos los ojos en el día cuando comparecería ante Cristo y la labor de su vida sería evaluada. Esto no se refiere al gran trono blanco donde los incrédulos serán juzgados y condenados a un castigo eterno. Los resultados del juicio de los creyentes delante de Cristo serán la recompensa que Él les da para disfrutar.

No es fácil aceptar la crítica cuando una persona hace todo lo que puede para servir al Señor. Le duele profundamente cuando sus motivos se entienden o interpretan mal. Cuando ocurren tales cosas, el cristiano debe recordar que Dios juzga con justicia y conoce las verdaderas razones de sus acciones. Aunque los cristianos no pueden evitar el dolor de la crítica, si saben que agradan a Dios, pueden contar con el sustento de Su consuelo.

II. La predicación del evangelio (2 Corintios 5:11-16)

A. Movido por el temor del Señor

Pregunta: ¿Cómo podríamos definir el temor del Señor con relación a los creyentes?

El primer motivo de Pablo para hacer que otros conocieran a Cristo era el temor del Señor. Tal como se aplica a los creyentes, "temor" es una traducción mejor que "terror", pues es la reverencia a Dios. El deseo profundo de Pablo era contar con la aprobación de Dios respecto a las actitudes y acciones de su vida, porque reconocía el mérito de Dios. El apóstol acababa de mencionar el tribunal de Cristo ante el cual sabía que aparecería un día para que el Señor juzgara sus obras. Pablo reconoció la necesidad del hombre y la suya propia de rendir cuentas al Señor quien había muerto para librar al hombre de la esclavitud del pecado. Por tanto, la meta de Pablo era persuadir a los pecadores a que se rindieran a Cristo.

La última parte del versículo 11 es una sutil respuesta a sus detractores. Pablo sabía que no importaba lo que dijeran de él, pues Dios conocía y comprendía su vida. Pablo tenía la esperanza de que los corintios también pudieran ver claramente la clase de persona que era. El versículo 12 señala que no trataba de recomendarse a ellos. Solamente esperaba que el conocimiento de su ministerio y conducta los hiciera sentir orgullosos de él. Pablo afirmó eso a favor de los que lo apoyaban para que tuvieran una repuesta para los que ponían su confianza en cosas externas. Pablo no trató de responder a las burlas de sus opositores hablando de su propia apariencia externa. Más bien, recordó a los corintios que la condición del corazón de una persona es lo que importa.

Por el versículo 13 se sobreentiende que los que criticaban a Pablo hasta ponían en duda su estabilidad mental.

En vez de argumentar, Pablo sólo dijo:

"Muy bien, puede parecer que algunas veces me he vuelto loco. Y si es así, es porque estoy completamente dedicado a servir a Dios. Si hay ocasiones cuando vuelvo a estar cuerdo, es para el bien de ustedes." Otra vez, el énfasis de Pablo estaba en saber en su corazón cual era la voluntad de Dios para su vida, más bien que en las acciones o apariencias externas que complacían al mundo.

B. Movido por amor a Cristo

Pregunta: ¿En qué sentido se dice que todos han muerto con Cristo?

El segundo motivo del ministerio de Pablo era la relación de amor que compartía con Cristo. Ese amor lo constreñía y controlaba. Pablo definió toda su vida por lo que en su sacrificio Cristo había hecho por él. Cuando Cristo murió, toda la raza humana murió con El (5:14) porque murió para pagar las consecuencias espirituales, la muerte física y eterna, debida por la rebelión del hombre. No obstante, Cristo resucitó de entre los muertos y todos los que confían en su sacrificio han resucitado con Él, están libres del pecado y han vencido la muerte. Lo opuesto ocurre a los que han rechazado a Cristo. Debido a que desprecian el único camino a la salvación, su muerte es tanto física como espiritual. Esas personas sufrirán la muerte eterna por sus pecados.

El versículo 15 enfoca a los que han aceptado a Cristo, es decir a los que han muerto y resucitado con Él. Tienen el privilegio y la responsabilidad de vivir en santidad para siempre. Esa convicción absorbía a Pablo tanto que ansiaba que todos los creyentes la tuvieran.

El versículo 16 es otro comentario dirigido a los falsos apóstoles que trataban de ganarse el favor de los creyentes corintios. Esos impostores juzgaban a todos según sus normas humanas. De acuerdo a su evaluación, Pablo no tenía importancia. Sin embargo, Pablo le dijo a los corintios que había aprendido a no usar las opiniones de otros hombres para juzgar a la gente. En otra época, había considerado a Jesús desde un punto de vista humano, como el líder de una nueva secta que quería derrocar al judaísmo, pero todo eso había cambiado muchísimo cuando fue convertido en el camino a Damasco. Fue entonces que reconoció a Jesús como el Hijo de Dios resucitado.

Cuando los cristianos están motivados por un temor reverencial a Dios y aman a Cristo, su servicio cristiano no será mecánico. Compartir el evangelio con los que aún no creen será un privilegio y no una obligación monótona. Se preocuparán de agradar a Dios sin importarles el qué dirán. Esto no sugiere que deben ser tan indiferentes a los sentimientos de otros que se alegren de ofenderlos, sino que cuando se trata de agradar a Dios antes que al prójimo, querrán obedecer a El sin darle importancia a las consecuencias.

III. El ministerio de la reconciliación (2 Corintios 5:17-20)

A. La Iniciativa de Dios

Pregunta: ¿Por qué la expresión "en Cristo" ilustra tan bien el milagro de la salvación?

"En Cristo" es una expresión que Pablo usa a menudo en sus epístolas y reitera que la salvación es una transformación que une al creyente en un maravilloso compañerismo con su Creador y Redentor. También muestra que la salvación no es un rito ni un deseo de cambiar. La salvación es una vida nueva, no meramente "dar vuelta a la hoja" ni una serie de buenos propósitos que tarde o temprano se rompen.

"Y todo esto proviene de Dios"-versículo 18- significa que todo el cambio milagroso en la vida de un pecador arrepentido comienza en Dios, no en el hombre. Es Dios quien ha tomado la iniciativa de redimir al hombre. Él ha enviado a su Hijo para morir por la humanidad y a su Espíritu Santo para redargüir a los hombres de sus pecados para que vengan a Él.

B. La responsabilidad del cristiano

Nada podría describir con más exactitud la misión que Dios le dio a Pablo que la frase, "el ministerio de reconciliación". Reconciliar a dos personas es reunirías después que han estado separadas por ciertos conflictos.

El hombre fue creado a imagen de Dios pero cayó a causa de su propia desobediencia. Dios no le dio la espalda al hombre; el hombre dejó a Dios. Dios nunca quiso estar separado de su creación, pero la separación sucedió debido a la rebelión de las criaturas.

Dios desea tanto la reconciliación con la humanidad que le dio lo mejor que tenía, esto es, a su unigénito Hijo. Para que el hombre pueda reconciliarse con Dios debe venir a Él a través de Cristo Jesús. No hay otro camino. "Dios estaba en Cristo" (versículo 19). Cuando Jesús estaba en la tierra y le imploraba a los pecadores que regresaran a Dios, el Padre extendía las manos por medio de su Hijo y decía: "Vengan a mí...".

Pregunta: ¿Qué incluye el pago de Jesús de la deuda debida por el pecado?

"Tomar en cuenta" (versículo 19) es ponerlo a nuestra cuenta. En el registro de todos los que han nacido (excepto Jesús) hay una deuda que no se puede pagar: la deuda del pecado. Jesús pagó la deuda, pero la transacción no se cumple totalmente hasta que el pecador "firma su nombre" y se aparta del pecado para aceptar a Jesús como su Salvador y Señor. Esto permite que Dios quite la deuda de la cuenta ("no tomándoles en cuenta," versículo 19) del pecador para que no tenga que pagar las consecuencias eternas de su rebelión. La deuda se ha transferido a Jesús, y Él la ha pagado en su totalidad.

Después de su conversión Pablo pasó la vida hablándoles a otros de las buenas nuevas dondequiera que iba. Era el embajador que representaba al Rey de reyes en la tierra. Jesús había regresado al cielo, pero Pablo estaba de pie "en nombre de Cristo" para llamar al mundo perdido: "Reconciliaos con Dios" (5:20). La misión hoy no ha cambiado. Hay que llevar el mensaje de reconciliación al mundo perdido lo cual es la esencia del servicio cristiano.

_________________
"Si crees en Dios todo es Posible"

avatar
Administrator
Adminnistrador
Adminnistrador

Masculino Cantidad de envíos : 36
Edad : 30
Localización : San Salvador, El Salvador
Fecha de inscripción : 22/01/2008

Ver perfil de usuario http://esjesus.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.